Nuestro primer objetivo es proporcionar claridad hipotecaria.

Nuestro propósito es enseñar al comprador qué opciones están disponibles antes de solicitar una hipoteca. A veces, un préstamo hipotecario es una gran opción, a veces no lo es; de cualquier manera, podemos arrojar luz sobre el problema con nuestro asesoramiento hipotecario.

Tipos de hipotecas por el interés aplicado

Hipotecas fijas

Estos productos siempre tienen el mismo interés, que es el pactado con el banco en el momento de la firma. Por lo tanto, nos permiten controlar mejor el gasto, dado que las cuotas se mantendrán constantes durante todo el plazo.

Hipotecas variables

En este caso, el interés se compone de un diferencial (una cifra fija que se pacta con el banco) más un índice de referencia que puede fluctuar al alza o a la baja. El más habitual es el euríbor a 12 meses. En general, durante los primeros 12 o 24 meses se aplica un tipo fijo.

Hipotecas mixtas

Como su propio nombre indica, se trata de una mezcla de las dos anteriores clases. Actualmente, suelen tener un primer tramo a interés fijo, de entre tres y 10 años generalmente, y después pasan a tener un tipo variable.

Productos hipotecarios

Hipotecas para funcionarios

Los empleados en la función pública cuentan con un perfil que les facilita mucho el acceso a las hipotecas. Pero no solo tienen más posibilidades de conseguir financiación, sino que también es más probable que puedan disfrutar de unas condiciones mejores que los trabajadores del sector privado.

  • · Interés más bajo: como el banco se arriesga menos al darle una hipoteca a un funcionario, generalmente le ofrece un interés algo más bajo que el habitual.
  • ·Menos comisiones y menor vinculación: a las entidades les interesa atraer a los trabajadores públicos, así que a veces también les cobran menos comisiones o no les obligan a contratar tantos productos vinculados.
  • ·Mayor financiación: si somos empleados públicos, tendremos muchas más opciones de hacernos con una hipoteca una financiación superior al habitual 80% del valor de compraventa o tasación.
  • ·Plazo más largo: en algunos casos, también podremos devolver la hipoteca en 35 o 40 años, en vez de los 30 de la mayoría de las hipotecas para los que no trabajan en la administración.

Hipoteca joven

La Hipoteca Joven es un producto bancario específico destinado a personas de entre 18 y 35 años que buscan adquirir una vivienda en propiedad mediante la suscripción de una hipoteca bancaria. Algunas de las características que definen a estas hipotecas son las siguientes:

· Mejor tipo de interés: si contratamos una hipoteca joven, en muchos casos podremos disfrutar de un interés más bajo. Hay que decir, eso sí, que ciertos bancos solo nos lo mantendrán hasta que cumplamos los 35 años.

· Financiación más alta: muchos jóvenes aún no han tenido mucho tiempo para ahorrar, así que los bancos suelen estar dispuestos a negociar un porcentaje de financiación de más del 80% (aunque rara vez llegan al 100%).

· Más tiempo para devolver el dinero: como aún les queda mucho para llegar a los 70 años, es más probable que las entidades ofrezcan plazos más prolongados, que pueden llegar a alcanzar los 35 o los 40 años.

· Mayor flexibilidad: no es lo más habitual, pero si aún no hemos cumplido los 30 o los 35, tendremos más opciones de conseguir una carencia inicial u otras soluciones que nos permitan pagar unas cuotas más bajas durante los primeros años.

Hipotecas segunda residencia

Una hipoteca para segunda vivienda funciona exactamente igual que una para comprar un inmueble para uso habitual: tiene el mismo proceso de solicitud y aprobación, está formada por los mismos elementos.Las condiciones de estas hipotecas suelen ser distintas a las de la primera vivienda, tanto en requisitos, porcentaje máximo y plazo del préstamo hipotecario.

· Porcentaje que se concede: La primera gran diferencia la encontramos en el máximo porcentaje que se concede. Mientras que lo normal en una hipoteca para primera vivienda es conceder hasta el 80%, en el caso de las hipotecas para segunda vivienda este porcentaje suele estar entre 60%. y 75%.

· Plazos más cortos de las hipotecas para segunda vivienda: La segunda diferencia más llamativa es el número de años por los que se concede el préstamo hipotecario. Muchas entidades reducen el plazo máximo a 20 o 25 años para los casos de segundas viviendas.

· Intereses más altos para segundas viviendas: Como comentábamos, algunas entidades pueden aplicar intereses distintos para este tipo de hipotecas o contener comisiones que no están contempladas en las hipotecas para primera vivienda.

Hipoteca inversa +65 y discapacitados

La Hipoteca Inversa es un producto financiero que permite al cliente disponer de parte del valor de su vivienda utilizando ésta como garantía

Las cantidades se pueden percibir en forma de un importe único al inicio, en forma de mensualidades, o una combinación, es decir, una cantidad al inicio más una mensualidad

El cliente mantiene la propiedad y el uso de la vivienda

No tiene cuotas de amortización, es decir, no hay que devolverlo mes a mes, sino únicamente tras el fallecimiento o cuando el cliente decida libremente

Es un producto regulado por la Ley 41/2007 para promover el desarrollo de un mercado de hipotecas inversas que permitan a los mayores utilizar parte de su patrimonio inmobiliario para aumentar su renta, pues ofrece un gran potencial de generación de beneficios económicos y sociales

Informate sin compromiso

Hablemos, buscaremos la mejor hipoteca para ti, sin ningún compromiso

    X
    Bienvenido a General Hipotecaria
    wpChatIcon